Buscar este blog

Cargando...

martes, 30 de agosto de 2016

Edubray Ramos da el 100% con Phillies

“Yo llegué a trabajar como personal de mantenimiento en Venezuela”, dijo el pitcher, quien vivió momentos difíciles antes de hacer su estreno en la MLB


Se enfoca en aprender cada día más
Se enfoca en aprender cada día más | Foto: AP



NUEVA YORK.- La vida da muchas vueltas. Un día podemos estar en la cima del poder y otro día, simplemente, debemos bajar la cabeza y ser humildes en nuestros quehaceres. Edubray Ramos, relevista de Filis de Filadelfia, es el vivo ejemplo de una historia de superación sobre un muchacho que esta temporada 2016 hizo su estreno en las Grandes Ligas.

Con tan solo 23 años de edad, este joven nativo de Caracas, vio pasar ante sus ojos el tren de la vida e inmediatamente aprovechó una nueva oportunidad en el beisbol profesional. En 2010, firmó con Cardenales de San Luis y luego de 17 entradas lanzadas en la sucursal Rookie, fue dejado en libertad. Vaya golpe para su carrera; sin embargo, como buen venezolano, lo último que perdió fue la esperanza y la fe en sí mismo.

Seis años después, Ramos es el primero en saltar al terreno del Citi Field en Nueva York bajo un sol incandescente y a una temperatura de 38 grados centígrados. 

“Desde que me levanto hasta que me acuesto siempre doy el 100 por ciento”, fueron las primeras palabras del derecho al sentarse en el dugout de visitante de la casa de Mets, luego de hacer su rutina de ejercicios previo al último juego de la serie entre Filadelfia y los Metropolitanos. 

Muchos dirían que es una rutina común en los lanzadores de Grandes Ligas; sin embargo, Edubray carga consigo años de trabajo intenso que pocos contemplan. “Yo llegué a trabajar como personal de mantenimiento en Venezuela”, afirma el lanzador, quien pasó dos años fuera de la pelota profesional. “Fueron momentos muy difíciles para mí y mi familia, pero esa humildad fue la que me mantuvo en pie todo este tiempo”.

CON UN RUMBO CLARO
Tras esa ausencia en los terrenos de pelota, Ramos no ha dejado de enamorarse más y más por lo que hace. Su coach en Venezuela, Orlis Méndez, fue el principal protagonista para regresar al sistema de la MLB y en 2013 pactó con Filis de Filadelfia, con la misión de alcanzar la gloria. 

“Ahora que estoy de nuevo en el sistema, sé lo difícil que es estar sin trabajo y por eso me enfoco en aprender cada día más y en querer lo hago”, agregó.

Mientras se acomodaba la gorra de su equipo y miraba fijamente el campo, Ramos recuerda ese agradecimiento hacia su coach, quien lo mantuvo enfocado y por el buen camino. “Si él no me hubiese dado un voto de confianza, quizás no estaría aquí hablando contigo”, resaltó sin titubeos y con una mente clara en lo que quiere de ahora en adelante, con el equipo que le brindó la oportunidad de cumplir su sueño de jugar en las mayores.











José Reyes ha brindado su energía esperada a los Mets

NUEVA YORK - El lunes por la noche, José Reyes volvió a exhibir los atributos - velocidad y dinamismo, entre otros - que motivaron a los Mets a traerlo de regreso a Queens.
En el octavo inning del primer partido de la serie ante los Marlins en el Citi Field, con Nueva York perdiendo por 1-0, el dominicano conectó un doble, avanzó a la tercera base con un elevado y luego se tiró de cabeza para anotar la carrera del empate gracias a un pitcheo desviado de A.J. Ramos, con quien tuvo una colisión en el plato. Reyes se veía adolorido y demoró en levantarse, pero permaneció en el juego.
Los Mets, que al igual que los Marlins se encuentran en plena pelea por los Comodines de la Liga Nacional, ganaron el partido por 2-1 en 10 entradas con un jonrón de oro del cubano Yoenis Céspedes, quien describe a Reyes como "una bujía inspiradora".
"José Reyes es un pelotero que a cualquier equipo le gustaría tener", expresó Céspedes. "Creo que desde que él llegó, la motivación del equipo ha subido mucho, no solamente en el clubhouse sino en el terreno también".
Dijo Reyes, "Sé que no es fácil venir con una buena actitud todos los días al trabajo, pero eso es lo que trato de traerle a los muchachos, mucha energía. Eso es sumamente importante en una temporada larga".
A Reyes se le puede considerar "el hijo pródigo" de los Mets. El quisqueyano hizo su debut de Grandes Ligas con Nueva York en el 2003 y fue en la Gran Manzana que se afianzó como uno de los mejores campocortos de Grandes Ligas, con fama de ser un dolor de cabeza para los pitchers contrarios por su velocidad y astucia en las bases. Como muestra de ello, Reyes es el líder de todos los tiempos de los Mets con 102 triples y 376 bases robadas. Luego de ser convocado a cuatro Juegos de Estrellas y ganar un título de bateo como integrante de los Metropolitanos, Reyes se marchó de Nueva York después de la temporada del 2011 al firmar como agente libre con los Marlins, equipo que lo canjeó a los Azulejos previo a la campaña del 2013. En el 2015, Toronto lo envió a los Rockies.
El regreso de Reyes con los Mets este año se produjo bajo circunstancias lamentables; el oriundo de Santiago firmó un contrato de liga menor con el club el 25 de junio, dos días después de haber sido dejado en libertad por Colorado luego de haber cumplido una suspensión de 51 juegos bajo la nueva política de violencia doméstica de Major League Baseball. Ante tal situación, el veterano representaba una interrogante.
"No me lo creo, que estoy de vuelta aquí donde empezó mi carrera, en Nueva York", dijo Reyes, cuyo contrato con los Mets incluye una opción del club para el 2017. "Súper emocionado y súper contento de estar aquí y más emocionado a esta altura del juego estar compitiendo por un lugar en los playoffs. Como jugador, eso es lo que tú quieres. Ya yo estoy al final de mi carrera y eso es lo que yo quiero, ir a los playoffs".
El manager Terry Collins, quien tomó las riendas de los Mets en el 2011 (la última temporada de la primera estadía de Reyes con el club), considera que la experiencia y la comodidad del veterano en Nueva York hace muy valiosa su presencia.
"Aquí es donde él se crece", expresó Collins acerca de Reyes. "Se crece en este ambiente y eso es lo que brinda. Muchos jugadores pueden sentirse intimidados aquí. José no. Su presencia en el clubhouse ha sido de gran impacto".
Además de aportar ánimo, Reyes ha dado batazos claves por los Mets desde que se integró al equipo grande el 5 de julio. El veterano de 33 años de edad llegó a la acción del martes bateando .281 con 13 remolcadas, tres triples, cuatro cuadrangulares y 23 carreras anotadas en 32 compromisos, todos como primer bate. (Perdió aproximadamente dos semanas por una lesión un músculo oblicuo.) Su velocidad - Reyes encabeza el equipo con seis bases robadas - era un elemento que le faltaba a los Mets.
Ante la ausencia del capitán y antesalista de los Mets, David Wright, quien fue operado del cuello en junio, Reyes también se ha adaptado con facilidad a la tercera base, posición que jamás había defendido a nivel de Grandes Ligas previo a esta temporada. En 191.0 innings como antesalista, ha cometido apenas un error defensivo. También ha disputado 90 episodios como torpedero, su posición original.
"Lo ha hecho todo", dijo Collins con respecto a Reyes. "Es tremendo atleta. Se mantiene en excelente forma. Es cierto que tiene algunos años más, pero eso no significa que no sea capaz de jugar. Quizás antes era tan veloz que ahora se ve un poquito más lento. Trae energía. Es un jugador bueno.
"Ha jugado una buena tercera base. Para un jugador que nunca había visto acción ahí, lo ha manejado muy bien. Ahora mismo, es difícil sacarlo del lineup porque aporta al equipo exactamente lo que nos hacía falta: alguien en la parte alta del orden ofensivo que sea capaz de fabricar carreras. Ha conectado algunos jonrones, pero sabes que cuando llega a la primera base hay buenas posibilidades de que anote.
"Rebosa de energía. Se está divertido…siempre está sonriendo. Eso es difícil de hacer aquí".

Carlos Beltrán recobra la forma y busca ser campeón en los Rangers

ARLINGTON - Carlos Beltrán hizo noticia el domingo cuando se le vio en el dugout de los Rangers con un cabello falso "pintado" en la cabeza, parte del ambiente leve que se ha visto mayormente en los predios del equipo puntero de Texas.
No obstante, el veterano puertorriqueño es el primero en afirmar que quisiera llamar la atención más bien por sus logros al bate con su nueva escuadra, a la que llegó vía cambio a finales de julio desde los Yankees.
Así mismo sucedió el lunes, cuando Beltrán-luego de salir con par de hits el sábado de un bache en el que se fue de 32-0-bateó de 4-3 con un doble, un jonrón, dos empujadas y dos anotadas.
Como jugador de 18 años en Grandes Ligas, Beltrán conoce muy bien sobre los altibajos que se presentan en una larga temporada. Por eso es que no se le vio nada de pánico ni letargo durante su mal momento con el madero.
"A veces te sientes bien en el plato y a veces te sientes mal", dijo Beltrán después del encuentro del lunes. "El mismo lanzador al que le diste tres hits en un juego anterior es el mismo que te puede ponchar tres veces en el siguiente".
El manager de los Rangers, Jeff Banister, tampoco llegó a dudar de Beltrán.
"Sabemos que Carlos va a batear bien, va a conseguir sus hits, va darle a la bola a los canales y al final los batazos van a caer", expresó el piloto en medio del bache del boricua.
En un sentido más amplio, Beltrán tiene ahora otra oportunidad de alcanzar lo que él ha expresado varias veces como la meta que más anhela y que varias veces lo ha eludido: Un anillo de Serie Mundial.
Aunque el oriundo de Manatí, P.R. es recordado muchas veces por poncharse y ser el último out del Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en el 2006 vistiendo el uniforme de los Mets, la realidad es que Beltrán lleva un excelente historial en cinco participaciones en los playoffs. En postemporada con los Astros, Mets, Cardenales y Yankees, Beltrán lleva promedio de .332 y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.115. Hasta ahora, su única participación en la Serie Mundial fue en el 2013 con los Cardenales, que fueron derrotados en seis juegos por los Medias Rojas.
Ahora, con unos Rangers que llegaron al martes con ventaja de 8.5 juegos como punteros en el Oeste de la Liga Americana, Beltrán tiene muchas posibilidades de luchar una vez más por una corona del Clásico de Otoño.
"Es un honor ser partícipe de este equipo, que está jugando un gran béisbol", dijo Beltrán, de 39 años de edad. "Al final del día eso es lo principal, ganar la división y buscar la manera de entrar a los playoffs.
"Lo bonito es ser el último equipo en la final y alzarse el campeonato, pero al final del día hay que entender también que es bien difícil eso. Todas las cosas tienen que salir bien. El pitcheo tiene que estar bien, la ofensiva tiene que estar bien, la defensa tiene que estar bien. Esperemos en Dios que nos mantengamos saludables".
Con los Rangers, Beltrán lleva promedio de .244 con porcentaje de embasarse de .277 y tres jonrones. Con los Yankees, el boricua disfrutaba de una excelente campaña, bateando .304 con 22 cuadrangulares, 64 empujadas y OPS de .890. En sentido general, el toletero sigue con sólidos números ofensivos: .292, 25 vuelacercas y OPS de .847.
"Cuando un bateador tiene un historial, sabes quién es", dijo Banister. "Está dándole bien a la bola y creo que la está viendo bien. El balance con el que juega es tremendo".

Asdrúbal Cabrera vuelve a ser una fuerza con el madero

Asdrúbal Cabrera vuelve a ser una fuerza con el madero

Por Ignacio Serrano
ESPN Digital

Asdrúbal Cabrera llegó a ser considerado uno de los campocortos con mejor ofensiva en las Grandes Ligas, allá por 2011, cuando sacudió 25 jonrones y asistió a su primer Juego de Estrellas.

El nativo de Puerto La Cruz ha recorrido un largo camino desde entonces.

Sus estadísticas cayeron, ya no está con los Indios de Cleveland, ha pasado por tres organizaciones más y ha batallado con lesiones, especialmente contra una recurrente molestia en la rodilla izquierda, que le afecta desde el Spring Training.

La progresiva merma que sufrió el bateo de Cabrera ha quedado atrás en 2016. Hace cuatro temporadas que no asiste al clásico de julio y no ha vuelto a estar a menos de 24 impulsadas de aquel tope personal de 92 que implantó con la tribu en su mejor año. Pero ésta, con los Mets de Nueva York, es la campaña de su resurgimiento como una fuerza con el madero.

El torpedero anzoatiguense fue el mejor venezolano en la vigésimo primera semana de la zafra. Copó los departamentos ofensivos más importantes, con sus 3 vuelacercas, sus 4 dobles y sus 8 empujadas, y cerró el período con una brillante línea de .545/.583/1.136.

Ni la consistencia de Miguel Cabrera ni el tórrido momento que vive Ender Inciarte o la persistencia de Wilmer Flores viniendo desde la banca, nada se equipara con lo hecho por el paracorto.

El viernes consiguió algo que nadie lograba con los metropolitanos desde que el boricua Carlos Beltrán lo hizo en 2011: sacar la pelota desde ambos lados del plato.

“Estoy muy emocionado de que eso haya pasado”, le dijo el toletero ambidiestro a la agencia The Associated Press. “No es algo fácil. Pero estoy más emocionado por lo que puedo hacer para ayudar al equipo”.

El domingo no terminó bien para él. Disparó su undécimo hit de la semana, pero sufrió una colisión que le sacó de acción. De nuevo tiene dolor en la rodilla izquierda.

Los Mets lo necesitan todos los días en el lineup. Porque con ese average global de  .271 y sus 16 pelotas para la calle, Cabrera brilla otra vez.

LÍDERES DE LA SEMANA
Bateadores
Mejor average: Asdrúbal Cabrera, .545 (en 22 turnos)
Más anotadas: Asdrúbal Cabrera, Víctor Martínez y Wilmer Flores, 6
Más impulsadas: Asdrúbal Cabrera y Wilmer Flores, 8
Más hits: Ender Inciarte, 13
Más dobles: Asdrúbal Cabrera, Miguel Cabrera, Alcides Escobar y Ronald Torreyes, 4
Más triples: Ender Inciarte, 2
Más jonrones: Asdrúbal Cabrera y Salvador Pérez, 3

Lanzadores
Mejor efectividad: Jhoulys Chacín, 0.00 (en 4.0 innings)
Más victorias: Aníbal Sánchez, Carlos Carrasco, Félix Hernández, Edwin Escobar y Jhoulys Chacín, 1.
Más salvados: Francisco Rodríguez, 2.
Más holds: Felipe Rivero, 2
Más innings: Aníbal Sánchez, 12.2
Más ponches: Carlos Carrasco, 17

EN HORAS BAJAS
David Peralta (D’backs de Arizona) y Luis Valbuena (Astros de Houston) fueron operados y no jugarán más esta temporada. Peralta fue intervenido para corregir una lesión en la muñeca derecha, mientras que Valbuena necesitó cirugía en una corva.

Jhoulys Chacín (Ángeles de Los Ángeles) fue enviado al bullpen, a pesar de tirar casi seis entradas en blanco contra los Yanquis de Nueva York en su última apertura. El manager Mike Scioscia declaró que, por lo demostrado este año, el zuliano está mejor como relevista que como abridor, y él le respondió con una victoria como apagafuegos en su siguiente salida.

Aníbal Sánchez (Tigres de Detroit) permitió cinco carreras merecidas en 5.0 actos durante su última presentación y cerró la semana con 5.68 de efectividad. Martín Pérez (9.53 con los Rangers de Texas) y Eduardo Rodríguez (8.44 con los Medias Rojas de Boston) también recibieron castigo.

Otros slumps de importancia: Yangervis Solarte (Padres de San Diego) bateó para .053 en 19 turnos; Carlos González (Rockies de Colorado) ligó para .111 en 27 viajes; Sandy León (Medias Rojas) conectó para .125 en 24 ocasiones; y José Altuve (Astros) cerró con .160 en 24 oportunidades.

Fue puesto en la lista de incapacitados: Grégor Blanco (Gigantes de San Francisco).

Fue bajado a las menores: Luis Avilán (Dodgers de Los Ángeles).

Fueron puestos en asignación: Oswaldo Arcia (Marlins de Miami) y Ramón Flores (Cerveceros de Milwaukee). Flores pasó por waivers sin ser tomado y aceptó ser enviado a Triple A.

LOGROS, DATOS Y CURIOSIDADES
Francisco Rodríguez (Tigres) salvó dos juegos más y redondeó 422 desde que llegó a la gran carpa. Con eso, igualó a Billy Wagner en el quinto lugar de todos los tiempos y se puso a sólo dos de John Franco, ocupante de la cuarta plaza.

Carlos González (Rockies) llegó a 200 cuadrangulares en su carrera. Es el séptimo jugador nacido en Venezuela que lo hace, pero sólo Miguel Cabrera y Antonio Armas lo lograron en menos juegos.

Félix Hernández (Marineros de Seattle) volvió a brillar y acumula cuatro presentaciones al hilo llegando cuando menos al séptimo inning y permitiendo dos o menos carreras.

Wilson Ramos (Nacionales de Washington) se convirtió en el cuarto receptor venezolano que consigue una temporada de 20 jonrones en las Grandes Ligas. Además, es el segundo que alcanza esa meta en la franquicia, nacida como Expos de Montreal en 1977.

Salvador Pérez (Reales de Kansas City) también llegó a 20 pelotas fuera del parque, lo que le deja como el tercer careta del país con dos cosechas semejantes, por cierto consecutivas.

Vicente Campos (D’backs) se estrenó en la MLB con 5.1 innings en relevo. Entre sus compatriotas, únicamente Alejandro Carrasquel había hecho algo semejante en su debut viniendo del bullpen. Fue en 1939.

Miguel Cabrera (Tigres) disparó cuatro indiscutibles en un duelo por vez número 44 en su carrera, tope entre sus paisanos.

Hernán Pérez (Cerveceros) logró su primer juego de dos jonrones en las mayores.

Oswaldo Arcia (Padres) se unió a su cuarto equipo en 2016, un caso inédito en la embajada suramericana. Previamente, vio acción con los Mellizos de Minnesota, los Rays de Tampa Bay y los Marlins.

Algunos bates encendidos: Ender Inciarte (Bravos de Atlanta) bateó para .433 en 30 turnos; Miguel Cabrera (Tigres) conectó para .435 en 23 veces; Ronald Torreyes (Yanquis) cerró con .500 en 18 ocasiones; y Avisail García (Medias Blancas de Chicago) terminó con .364 en 22 oportunidades.

Fueron llamados a las Grandes Ligas: Miguel Socolovich (Cardenales de San Luis), Silvino Bracho (D’backs), Gorkys Hernández (Gigantes), Vicente Campos (D’backs) y Luis Sardiñas (Padres).

Salió de la lista de incapacitados: Avisail García (Medias Blancas).

Fue cambiado de equipo: Dioner Navarro (Azulejos de Toronto), que así regresó al equipo donde jugó la temporada pasada, transferido por los Medias Blancas.

EL CUADRO DE HONOR
Estos son los venezolanos que han brillado semana a semana en la temporada 2016 de las Grandes Ligas:

Primera semana: Eugenio Suárez
Segunda semana: José Altuve
Tercera semana: Salvador Pérez
Cuarta semana: Víctor Martínez
Quinta semana: José Altuve
Sexta semana: Víctor Martínez
Séptima semana: Miguel Cabrera
Octava semana: Carlos González
Novena semana: Carlos González
Décima semana: Martín Prado y José Altuve
Undécima semana: Salvador Pérez
Duodécima semana: José Altuve
Décimo tercera semana: Carlos González
Décimo cuarta semana: Luis Valbuena
Décimo quinta semana: Eduardo Rodríguez.
Décimo sexta semana: José Altuve.
Décimo séptima semana: Miguel Cabrera.
Décimo octava semana: Wilson Ramos.
Décimo novena semana: José Altuve.
Vigésima semana: Félix Hernández.
Vigésimo primera semana: Asdrúbal Cabrera.

 Publicado en ESPNdeportes.com, el lunes 29 de agosto de 2016. Aquí el original.

Andrus: “No me gusta mucho la palabra ‘veterano’

Ha sido titular en el campo corto de los texanos desde los 20 años de edad


Ha habido una tendencia en la dirección indicada para Elvis
Ha habido una tendencia en la dirección indicada para Elvis | Foto: Tomada de http://cdn.fansided.com/



Con 28 años recién cumplidos, Elvis Andrus es el jugador activo que más tiempo lleva con los Rangers, iniciando su carrera con Texas en el 2009.

Con más éxitos que fracasos en una carrera de ocho temporadas en Grandes Ligas, el torpedero venezolano aún busca seguir escalando tanto a nivel individual como colectivo.

“No me gusta mucho la palabra ‘veterano’, ¿no? Estoy muy joven para esa palabra”, dijo Andrus. “Pero sí, en realidad el tiempo ha pasado volando, pienso yo, desde que llegué aquí en el 2009. Esta es mi octava temporada en los Rangers, gracias a Dios, y estoy contento de seguir ayudando al equipo a conseguir un anillo”.

Titular en el campo corto de los texanos desde los 20 años de edad, Andrus ha evolucionado bastante desde aquella temporada de novato. Aún existen las críticas sobre su defensa y las métricas avanzadas que no le favorecen mucho, pero el maracayero ha sido parte de un exitoso período de cuatro clasificaciones del equipo desde el 2010, con una probable quinta postemporada en la presente campaña. Y en el 2016, ha habido pocas quejas sobre su juego en los predios de Arlington.

“Creo que la madurez ha llegado simplemente con la amplia experiencia que tiene”, dijo el mánager de los Rangers, Jeff Banister. “Elvis tiene 28 años y juega con la energía de alguien de 22. Aún trata de crear jugadas con su habilidad atlética, como jugador joven. No es que esté viejo, pero tiene 28, no 22. Creo que conserva esa mentalidad”.

Este año, Andrus llegó a los entrenamientos decidido a dar un salto positivo en su carrera, luego del lamentable juego 5 de la Serie Divisional de Texas en Toronto, donde el venezolano cometió dos errores cruciales en una dolorosa derrota ante el equipo canadiense. De su parte, Banister ha quedado impresionado con la mentalidad de Andrus en ese sentido.

“Él no ha permitido que eso lo consuma ni defina la clase de jugador que es”, dijo el piloto, quien agregó que aun antes de aquel Juego 5 había ocasiones la temporada pasada en que Andrus perdía el enfoque. “Hubo momentos al principio del año pasado en que los contratiempos estropeaban su juego, pero este año no hemos visto nada de eso. Se ha visto tan estable como cualquier jugador en nuestro lineup”.

Andrus llegó al lunes con promedio de bateo de .294, porcentaje de embasarse de .352 y slugging de .406. Lleva un ritmo para superar su mejor OPS en su carrera.

Leer más en: http://www.liderendeportes.com/noticias/beisbol/andrus---no-me-gusta-mucho-la-palabra-‘veterano-.aspx#ixzz4IosyGflT

Los TWEETTS del dia










Una foto publicada por GUSTAVO HIDALGO (@beisbol007) el

Asdrúbal Cabrera es el Jugador de la Semana en la Liga Nacional

Asdrúbal Cabrera es el Jugador de la Semana en la Liga Nacional

El campocorto venezolano Asdrúbal Cabrera festejó su explosión ofensiva con el premio al Jugador de la Semana de la Liga Americana, que este lunes obtuvo debido a su brillante desempeño con el madero entre lunes y domingo, informó la MLB a través de un comunicado oficial.

Es la cuarta ocasión que un integrante de la expedición nacional consigue la distinción en lo que va de 2016. Previamente fueron galardonados José Altuve (el 18 de abril), Víctor Martínez (el 2 de mayo) y Miguel Cabrera (el 23 de mayo).

El torpedero de los Mets de Nueva York bateó para .545 (con 12 hits en 22 turnos) y golpeó 3 jonrones, con 8 impulsadas y .583 de promedio de embasado.

Lideró el viejo circuito con 25 bases totales y 1.136 de slugging percentage.

Es la primera vez que gana el trofeo en la Nacional, pero dos veces lo obtuvo en la Americana, en su tiempo con los Indios de Cleveland, en 2008 y 2011.

Ignacio Serrano

Solo 15 triple plays sin asistencia en la historia de las Grandes Ligas

Juan Vené en la Pelota



PARA MARTES 30, AGOSTO 2016…

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…
Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

“Injusticia total…: Muere Juan Gabriel, sobrevive el reggaetón”… J.V.-

-o-o-o-o-o-o-                           

Hoy es día del Correo. Si no te he contestado, pregúntate si enviaste nombre, apellido y lugar desde donde escribes; si tu
tema tenía interés internacional y no ha sido tratado recientemente, y si escribiste lo que deseabas decir de manera que se entendiera.

Francisco Rodríguez G. de Los Mochis, pregunta…: Conozco de un triple play sin asistencia en la Liga Mexicana, por Víctor Orozco, de los Tigres frente al Poza Rica, en 1968, ¿puede informare de otros triple plays sin asistencia en la historia?”.

Amigo Paco…: Ya el triple play realizado por dos o tres es extraño. Pues, mucho más lo es sin asistencia. En Grandes Ligas solamente ha habido 15, incluso uno en Serie Mundial.

El primero surgió el 19 de julio de 1909, en el segundo inning, por el shortstop de los Nap de Cléveland, Neal Ball; el último por el segunda base de los Phillies, Eric Bruntlett, el 23 de agosto de 2009, noveno inning.

Dos nativos de Latinoamérica han realizado la jugada, el venezolano Asdrúbal Cabrera, de los Indios, el 12 de mayo de 2008, en el quinto inning; y Rafael Furcal, dominicano de los Bravos, en el quinto inning, el 12 de agosto de 2003.

El de la Serie Mundial fue en el quinto inning del quinto juego, el 10 de octubre de 1920, por el segunda base de los Indios, Billy (Wamby) Wambsganss.

Castolfo Bejarano, de Caracas, pregunta…: “¿Quién considera Ud. será el próximo venezolano en ser elevado al Hall de la Fama de Cooperstown?”.

Amigo Casto…: Es muy arriesgado contestar tal pregunta, si uno desea decir la verdad, como es mi caso, por respeto a tí y a todos los demás lectores. Pueden ocurrir muchas cosas con el correr del tiempo.Pero si todo sigue como va, será Miguel Cabrera, sin escalas.

Daniel Ortega G. de Toluca, solicita…: “Por favor, publique en su columna acerca de la actividad del Campeonato Estatal de Chihuahua”.

Amigo Danno…: En cuanto visite Chihuahua y me informe bien, lo haré.


Camilo Rojas II, de Houston, informa…: “Venezuela tiene 16 catchers titulares en Grandes Ligas, y en juego reciente Rangers-Rojos, dejaron oír por los parlantes “Caballo Viejo” tres veces”.

Elvis Marín, de Carora, pregunta…: “¿Cuáles son los otros cuatro bigleaguers completos que ha habido en la historia, además de Alex Rodríguez, y cuál ha sido el mejor?”.

Amigo Yeyi…: Willie Mays, Joe DiMaggio, Mickey Mantle y Roberto Clemente… Unos cuantos historiadores califican a Mays como el mejor. Y me parece justo. Pero otros explican, que de no haber sufrido de hostiomelitis y de tantas lesiones, Mantle hubiera logrado una carrera superior a todos. Lo que pudo ser cierto.

NOTA.- Puedes leer todo el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota”, si entras en internet a “el deporte vuelve a unirnos”.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

@juanvene5

Céspedes deja en el terreno a los Marlins con jonrón en el 10mo


New York Mets' Yoenis Cespedes hits a walk-off home run during the tenth inning of a baseball game against the Miami Marlins Monday, Aug. 29, 2016 at Citi Field in New York. The Mets won 2-1.


NUEVA YORK -- Yoenis Céspedes sacudió un jonrón con dos outs en la parte baja del décimo inning para que los Mets de Nueva York derrotasen el lunes 2-1 a los Marlins de Miami en el primer juego de una serie clave entre dos equipos que pujan por clasificarse a los playoffs en la Liga Nacional.
En el octavo, José Reyes anotó la carrera del empate en una temeraria colisión en el plato, y los Mets le dieron alcance a los Marlins por el segundo puesto en la división Este. Con su séptima victoria en nueve juegos, Nueva York se mantiene dos juegos y medio detrás de San Luis por el segundo wildcard de la liga.
Fue una vibrante victoria para los Mets, que parecían tener todas las de perder en el montículo en el inicio de la serie de cuatro juegos.
"Fue uno de esos juegos que no esperas ir a ganar", dijo el mánager de los Mets, Terry Collins.
El as de los Marlins José Fernández blanqueó a Nueva York en los primeros seis innings, pero el abridor dominicano de los Mets Rafael Montero también colgó ceros en su primera apertura en Grandes Ligas desde abril de 2015.
Céspedes, que no jugó en la derrota del domingo ante Filadelfia tras un problema en su rebelde cuádriceps derecho, pegó con fuerza a la pelota ante Nick Wittgren (4-3) en un golpe incontestable. Lanzó el bate al aire y después se despojó del casco al acercarse al plato. Paró un segundo por la línea de tercera base y después se lanzó derecho hacia un entusiasta grupo de compañeros.
"No estaba planeado. Reyes me estaba diciendo que me lo tomara con calma porque acababa de salir de una lesión. Simplemente salió", dijo Céspedes a través de un traductor.
El bateador sumó tres hits y tiene un promedio de bateo de .388, con cinco jonrones y nueve remolcadas en nueve juegos desde que salió de la lista de lesionados.
"Dicen que un mal lanzamiento puede cambiarlo todo, y así fue", comentó Wittgren. "Lo estropeé todo en ese lanzamiento".
Por los Marlins, el venezolano Martín Prado de 4-1. El dominicano Marcell Ozuna de 4-0. El cubano Adeiny Hechaverría de 2-0.
Por los Mets, los dominicanos José Reyes de 5-1, una anotada; y Alejandro De Aza de 5-1. El cubano Céspedes de 5-3, una anotada y remolcada. El venezolano Wilmer Flores de 3-1.