Buscar este blog

Cargando...

domingo, 30 de agosto de 2015

Mejía dispara vigésimo jonrón en derrota de Seibu




El venezolano Ernesto Mejía conectó este sábado su vigésimo cuadrangular de la temporada y remolcó 2 carreras en la derrota de 8-4 de los Leones de Seibu ante las Águilas de Rakuten en el Estadio Kobo de Sendai.

   El espigado inicialista, que se fue de 5-1 en el partido para mantener su promedio en .218, elevó su total de empujadas de la campaña a 64 para igualar el octavo puesto de la categoría en la Liga del Pacífico. Así mismo, sus 20 jonrones lo reafirman como el séptimo mejor de ese departamento en el circuito.

   Por Rakuten, el dominicano Wily Mo Peña se fue de 4-2, con 2 sencillos y una empujada, para subir su promedio a .276, mientras que su compatriota Rhiner Cruz no permitió hits ni carreras en una entrada de relevo para disminuir su efectividad a 1.63.

   En otros encuentros de la jornada, el mexicano Luis Cruz sonó un imparable en 3 turnos, anotó una carrera y empujó otra en el triunfo de 5-4 de los Marinos de Lotte sobre los Búfalos de Orix en el QVC Marine Field de Chiba.

   El camarero azteca, que mantuvo su promedio en .267, aumentó a 64 su total de remolques del año para colocarse en el octavo puesto de la especialidad en la Liga del Pacífico junto al venezolano Mejía.

   También por Lotte, el cubano Alfredo Despaigne se fue de 4-2, con un doble, un sencillo y 2 anotadas para subir su promedio a .265.

   Por Orix, el dominicano Esteban Germán sumó un doble en 4 visitas al plato y anotó una carrera para mantener su promedio en .245, mientras que su compatriota Tony Blanco falló en 4 oportunidades para bajar el suyo a .173.

   En el Estadio de Yokohama, el venezolano Aarom Baldiris disparó un sencillo en 3 turnos y remolcó una carrera en la derrota de 3-2 en 10 entradas de las Estrellas de DeNA ante los Carpas de Hiroshima.

   El antesalista criollo, que dejó su promedio en .268, aumentó su total de empujadas de la temporada a 51 para colocarse en solitario como el tercer mejor de esa categoría en su equipo.

   También por DeNA, su compatriota José Celestino López se fue de 4-1 con un doble para mantener su promedio en .289, mientras que el cubano Yoslán Herrera retiró en fila a los 3 bateadores que enfrentó en una entrada de relevo para mejorar su efectividad a 3.14.

   Por Hiroshima, el venezolano Jesús Guzmán falló en un turno como emergente para disminuir su promedio a .235.

   El dominicano Héctor Luna ligó un sencillo en 4 oportunidades y se ponchó en una ocasión en la derrota de 3-0 de los Dragones de Chunichi ante los Gigantes de Yomiuri en el Tokyo Dome.

   El veterano antesalista dejó su promedio en .306 para mantenerse como el cuarto mejor bateador de la Liga Central.

   Su compatriota y compañero de equipo Anderson Hernández se fue de 3-0 para reducir su promedio a .266.

   Por Yomiuri, el cubano Leslie Anderson falló en 2 visitas al plato, incluyendo una por la vía del ponche, para disminuir su promedio a .246.

   En el Estadio Koshien de Nishinomiya, el dominicano Mauro Gómez se fue de 4-0 con 2 ponches en la derrota de 8-4 de los Tigres de Hanshin ante las Golondrinas de Yakult. Su promedio descendió a .278.

   En el encuentro restante de la jornada, los Halcones de SoftBank superaron 5-4 a los Luchadores de Nippon Ham en el Yafuoku Dome de Fukuoka.

CarGo rumbo a un gran año



Quieto en primera
por Alfredo Villasmil Franceschi


Carlos González, también toca hablar de Carlos González. El toletero zuliano ha sido en la segunda mitad de la temporada uno de los peloteros venezolanos más rendidores del contingente criollo. CarGo comenzó muy lento la temporada. Cuando finalizó el mes de abril bateaba apenas para .200 y en mayo lo hizo para .235. Estos dos meses son el fardo pesado que se ha tenido que sacar poco a poco de sus hombros para poder escalar a hasta la cima donde los peloteros como él deben estar.

Los guarismos muestran que el slugger de los Rockies de Colorado comenzó a bullir en junio y alcanzó el culmen de la forma en julio, cuando además fue designado “Jugador del Mes”. El mes pasado bateó para .381 con .438 de OBP, aunado todo esto a 11 jonrones y 24 remolcadas. Pero por si fuera poco, el marabino ha seguido bateando, para demostrar que la explosión de la pasada treintena no fue algo cáustico o repentino. No. Él entró en forma.

González la sacó por 31ª vez en la temporada el viernes pasado. Aunque su promedio en esta calenda ha sido menor que de la pasada treintena, ha soltado 10 estacazos y ha llevado a 20 para la calle. Los números productivos siguen allí, estables.

¿Qué significa todo esto? CarGo va enrumbado a su primera temporada de 40 jonrones  y a su tercera zafra de más de 90 remolques. Todo esto se debe a que ha estado sano y esto era lo que quería el jardinero, no lesionarse. Se sabía, o suponían, que jugando más de 150 partidos, el jardinero iba a hacer  tareas superlativas, como lo está haciendo en este momento.

La meta es traspasar la meta de juegos mencionados. Nunca en su vida ha podido pasar de las 145 presentaciones en una zafra. Con todo y eso pudo colocar en 2010 unas estadísticas tan superlativas que le hicieron capturar la corona de bateo. En aquella ocasión conectó 197 hits, sacudió 34 pepazos, remolcó 117 y bateó para .336. Fue realmente un año en donde hasta estuvo considerado para el premio de Jugador Más Valioso.

En lo que respecta a poder, el estelar de Colorado está solo tres estacazos de su tope personal. También proyecta 27 dobles y 89 anotadas. La frialdad de las cifras impide a muchos entender ese deseo de los peloteros de repetir siempre que lo que quieres es salud. Cuando no hay lesiones, cuando se juega todos los días, el beisbol da las oportunidades siempre para que los grandes demuestren quiénes son.

Listo, se acabó el juego.

Proteger los fanáticos es complicado

Jayson Stark
Los batazos de foul saltando por encima de los dugouts. Los bates rotos volando hacia los asientos.
La gente inocente - mujeres, niños, hombres adultos - gritando de dolor. Sangre brotando. Los equipos médicos corriendo en dirección a ellos.
Los juegos de béisbol deteniéndose. Las caras de los jugadores retorciéndose de dolor.
Demasiadas. Veces.
"Yo tengo un guante en mi mano, y estoy prestando atención, y todavía me pongo nervioso", dijo el antesalista de los Mets de Nueva York David Wright esta semana. "Por lo que uno contiene la respiración cada vez que uno vez que la pelota se va hacia las gradas demasiado rápido".
Entonces no es accidente que en este año, en mayor cuantía que en algún otro, estemos escuchando más voces que se preguntan: ¿Por qué? ¿Por qué seguimos hablando de esto? ¿Por qué los poderes que son en las Grandes Ligas no han hecho algo al respecto?
Bueno, aquí está la verdad: El béisbol va a actuar. Entre oficiales de MLB y de los equipos, existe un sentimiento demasiado fuerte para hacerle frente a este problema antes del próximo Día Inaugural, por lo que no será ignorado. Y MLB ya está en medio del estudio científico más importante que se haya encomendado sobre este particular.
Pero he aquí lo que yo he aprendido, luego de pasar la semana pasada hablando con personas dentro y fuera del deporte sobre la seguridad de los fanáticos:
Es algo complicado. Más complicado que lo que mucha gente en el negocio del deporte o de los medios han dejado saber últimamente. Y he aquí el por qué:
Lesiones gradas MLBAP Photo/Charles KrupaLas lesiones sufridas por fanáticos han convertido la seguridad en una gran preocupación para MLB.

Ningún estadio se parece a otro

Parece algo tan básico, el proveer redes de seguridad a lo largo de los bordes de las gradas. Pero, ¿lo es? ¿En serio?
Fenway Park fue construído en 1912. El Marlins Park fue construído en 2012. ¿Acaso ambos estadios tienen algo en común - más allá de cuatro bases, un montículo para lanzadores y la grama más verde en la ciudad?
El Turner Field fue construído para los Juegos Olímpicos. El O.co Coliseum en Oakland fue construído para la difunta American Football League. Siete estadios tienen techos. De estos, dos no son retractables.
Casi no hay terreno de foul en el Wrigley Field. Existe suficiente terreno de foul en Oakland para que los Raiders practiquen sus patadas.
¿Entienden lo que digo? Así que para poder poner redes de seguridad en cada estadio se requiere superar retos de arquitectura e ingeniería diferentes. Esto sin mencionar el hecho de que cada ciudad impone diferentes reglas y estándares de construcción. Así que cualquier orden que afecte a todo el deporte tendría que ser flexible, por lo que habría que tomar todo eso en cuenta.
"Se van a tener que tomar algunas decisiones individuales debido al diseño de los estadios", dijo el comisionado de MLB Rob Manfred, durante una visita a Filadelfia el jueves. "Los diseños son tan diferentes. Francamente, cuando comenzamos a mirar este asunto, se pierde de perspectiva lo diferentes que realmente son. Es más que un reto para idear pautas significativas para la industria debido a la diferencias entre cada estadio".
Tokyo Dome redes protectorasYuki Taguchi/Getty ImagesEl Tokyo Dome y otros estadios japoneses tienen redes que protegen practicamente todo el terreno de juego.

¿Cuáles áreas necesitan protección?

En Japón, las redes de protección se extienden de lado a lado, desde un poste de foul al otro. En la mayoría de los estadios de Grandes Ligas, esa protección solo se extiende desde un círculo de espera al otro. Así que incluso si existe un sentimiento abrumador alrededor del deporte para ampliar esa red, ¿hasta qué punto se necesita ser ampliada?
Esa es una pregunta que ni siquiera MLB ha podido responder -- todavía. Así que Manfred le dijo a los 30 dueños de equipos en la reunión de dueños de este mes que el béisbol está estudiando esta misma pregunta y todas sus permutaciones.
¿Cuántas pelotas de foul caen en las gradas en promedio durante un partido. ¿Dónde aterrizan estas pelotas de foul? ¿Dónde están los fanáticos en mayor peligro, y dónde están más seguros? MLB está recopilando toda esta información al momento de redactar estas líneas. Se espera que los resultados sean evaluados pronto, para que se puedan presentar recomendaciones a los dueños en las reuniones de noviembre, según dijo Manfred el jueves.
Pero mientras esperamos por esos hallazgos, recopilamos nuestra propia información, cortesía de Edwin Comber, creador del fascinante portal Foulballz.com. Y he aquí lo que nos dijo:
• En los últimos 15 años en los que ha estudiado esto, el número promedio de pelotas de foul conectadas por juego es de 46. Entre 15 y 17 caen en las gradas. Otras 10 son atrapadas por un jugador, un coach, un cargabates, etc., y lanzadas a las gradas. El resto termina en sacos en el dugout y recicladas para ser usadas en prácticas de bateo al día siguiente.
•  "Generalmente", según escribe Comber en un correo electrónico, "las áreas más peligrosas, esas áreas en donde caen los batazos de foul a mayor velocidad y menor trayectoria (lease los batazos de línea), son aquellos entre las redes y el dugout, esas secciones detrás de los dugouts y una o dos secciones detrás de eso. Más allá de eso, la velocidad baja significativamente, y para llegar a esos asientos, el foul tiene que tener más elevación. Eso le da a los fanáticos más tiempo para reaccionar".
Así que, ¿genuinamente el béisbol necesita extender las redes para que cubran de poste a poste? Comber dice que no. De hecho, él ni siquiera está convencido de que haya una necesidad legítima de extender esas redes. Pero de nuevo, él no sería una de las personas que serán demandadas por el próximo fanático que sea golpeado por un batazo de foul.
Redes protectoras béisbolTom Dahlin/Getty ImagesAlgunos fanáticos creen que ver el juego detrás de una red arruina la experiencia de ir a un estadio.

¿Los aficionados quieren ser protegidos?

Cuando columnistas y anfitriones de programas de opinión demandan que MLB debe proteger a sus fanáticos, ellos se olvidan de algo: No todos los aficionados están en búsqueda de protección.
Cuando la unión de jugadores trajo a colación el asunto, en las negociaciones laborales del 2006 y 2011, de extender las redes más allá de la zona inmediatamente detrás del plato, la respuesta de MLB fue que encuestas hechas entre fanáticos mostraban que la gente estaba opuesta a la idea.
Más recientemente, en una encuesta en línea hecha en junio entre 475 personas en el portal NJ.com, luego de las lesiones serias sufridas por una mujer golpeada por un bate en Fenway Park, el 57 por ciento de los participantes dijo que MLB no debería extender esas redes a lo largo de las gradas por el interés de proteger a los fanáticos.
Y ejecutivos de equipos alrededor del deporte reportan que un gran segmento de sus bases de fanáticos sigue diciéndoles que no quieren pagar gran cantidad de dinero por los mejores asientos en el estadio y tener que ver el juego detrás de alguna clase de red - o perder la habilidad de interactuar con los jugadores.
Pero esto no solo se trata de ellos. Incluso en medio de fuertes comentarios de jugadores en todo el béisbol en este mes, instando a MLB a tomar medidas, no es demasiado difícil encontrar otros jugadores que admiten que incluso admiten que tienen sentimientos encontrados.
Al serle preguntado esta semana sobre las potenciales soluciones que el béisbol podría estar estudiante, el jardinero de los Mets Curtis Granderson le dijo a ESPN.com: "A mí me interesaría ver algunas de las ideas. Pero, no se olviden de los fanáticos. Pidan su opinion. Diganles, 'Vamos a intentar esto'. Y pregúntenles lo que piensan: '¿Les gusta esto, o no les gusta?' Nosotros vamos a seguir jugando. Pero los fanáticos van a decidir si quieren venir o no a causa de esto. Así que les deben preguntar".
Excelente punto. Así que eso fue lo que hicimos.
Steve Kada, de Holland, Pennsylvania, se sentó con su hijo de 12 años, Chris, en la segunda fila detrás del dugout local en el Citizens Bank Park de Filadelfia el miércoles en la noche, disfrutando de una vista espectacular. Le pregunté si el tener una red frente a él afectaría su disfrute del espectáculo deportivo.
"Sí lo afectaría", dijo, sin pensarlo mucho. "La idea de tener una vista clara, donde casi puedes tocar a estos chicos, es lo que creo que vale el precio de entrada. Y eso me molestaría. Sabiendo los riesgos involucrados, comoquiera me correría el riesgo - y manteniendo un ojo en este chico", dijo golpeando a su hijo en el hombro.
Le pregunté a Steve Kada sí él pensaba que el béisbol perdería algo que no pueda recapturar, si los fanáticos a lo largo de las líneas se encuentran sentados detrás de redes protectoras.
"Pienso que sí", dijo. "Tengo que pensarlo un poco. Pero honestamente, la idea completa de estar enjaulado en un estadio no es algo que yo disfrutaría. La experiencia completa de esto - tener el terreno cerca, de que sea algo abierto - es solo parte del juego. ¿Y dónde se detendrían las cosas? Yo no quiero estar enjaulado." 
Pero, ¿cuántos fanáticos comparten ese punto de vista? En estos días, no existe una mejor manera de saberlo que preguntarlo en las redes sociales. Así que el jueves, pregunté a mis seguidores en Twitter:

De forma casi instantánea, los mensajes comenzaron a inundarme, por cientos. Me di cuenta que no podría leerlos todos y seguir escribiendo esta columna al mismo tiempo. Así que recogí las respuestas de las primeras 100 personas que respondieron el mensaje. Y resultó en una votación 68-32 a favor de más redes.
Pero dos horas más tarde, regresé a ver los mensajes y noté algo. El sentimiento había cambiado. Así que conté otras 100 respuestas - y la votación fue mucho más cerrada, 54-46 a favor de más redes.
Así que, ¿qué nos dice esto? Bueno, como les mencioné al principio de esta nota, es algo complicado.
Y esa es una de las razones por las que Manfred no ha actuado todavía, incluso luego de haber dicho en junio, tras el incidente en el Fenway, que MLB "reaccionaría fuertemente" sobre este asunto.
El comisionado - y, hecho, todos los oficiales de MLB - han estado reacios en semanas pasadas a comentar públicamente sobre lo que están contemplando a causa de una demanda presentada en junio a nombre de un poseedor de un abono de temporada completa de los Atléticos de Oakland, y debido al temor de que hayan más demandas.
A mí me interesaría ver algunas de las ideas. Pero, no se olviden de los fanáticos. Pidan su opinion. Diganles, 'Vamos a intentar esto'. Y pregúntenles lo que piensan: '¿Les gusta esto, o no les gusta?' Nosotros vamos a seguir jugando. Pero los fanáticos van a decidir si quieren venir o no a causa de esto. Así que les deben preguntar.
-- Curtis Granderson, jardinero de los Mets
Aun así tras bambalinas, queda cada día más claro que la pregunta que se está haciendo e béisbol no es si deben tomar acción. Es cuál acción, o acciones, hacen el mayor sentido y afectarán lo menos posible la experiencia de asistir a un partido de béisbol.
Así que MLB está estudiando varias opciones diferentes. Hay avances en torno a las redes en sí,como esta, que minimizaría las distracciones de mirar un partido detrás de una red. Ellos estarán mirando esta opción.
Existe el potencial de redes retractables, parecidas a las que sube y baja la NFL en los intentos de puntos extras y goles de campo. Idealmente, eso preservaría el tipo de interacción que este deporte no quiere que desaparezca - ver a los jugadores dando autógrafos, enviando pelotas a los asientos al final de cada entrada, etc.
Podrían haber opciones de instalar redes de varias alturas, dependiendo de cuán lejos esté localizada la línea, y para mantener las aperturas arriba de ellas, por lo que los fanáticos podrían seguir atrapando batazos de foul pero protegidos de las peligrosas líneas.
O existe la posibilidad de que MLB haga lo que la NHL hizo hace más de una década, luego que un fanático fuese golpeado por un disco de hockey y falleciera: simplemente decidir que la seguridad tiene más importancia que cualquier otra cosa, poner las redes y asumir que los fanáticos se van a acostumbrar más rápido que lo esperado.
Los Arizona Diamondbacks extendieron por su cuenta y de forma callada las redes en su estadio en el 2014. Las quejas se detuvieron hace rato. Los St. Paul Saints, de la Asociación Americana, hicieron lo mismo. He aquí lo que su dueño, Tom Whaley, puso en Twitter el jueves:

Pero la gente dentro del juego también ha llegado a enfrentarse con esta triste realidad: No importa lo que hagan, no pueden proteger a todos los fanáticos de cada potencial contratiempo - por una razón fundamental:

Ellos ni siquiera están viendo el partido

Miren a su alrededor. Lo ven cada noche. Muchos espectadores pasan ahora más tiempo mirando sus teléfoos, su comida, su bebida, sus amigos y los muchos elementos a su alrededor en un estadio en vez de ver el partido que se desarrolla frente a ellos. Y ese es un gran problema, sin una solución fácil.
"Me gustaría ver que algo ocurra [para proteger a los fanáticos de las lesiones]", dijo el representante de jugadores de los Filis de Filadelfia Justin DeFratus. "Pero en cuanto a mí, mi opinion personal, la mejor manera de prevenirlo es esta: Los fanáticos tienen que prestar más atención al juego".
Practicamente todos los días, dijo DeFratus, él ve a los fanáticos en los jardines siendo golpeados por pelotas de cuadrangular - en la cara. En prácticas de bateo. Y "para el momento en que uno les grita, '¡Atento!', ya es demasiado tarde", dijo. Así que él y sus compañeros lanzadores, cuando están en los jardines atrapando elevados, en ocasiones se encuentran a sí mismos "gritando, 'Tienes que prestar atención al terreno', especialmente si son chicos, porque lo último que uno quiere ver es a alguien siendo golpeado en la boca".
Josh Donaldson AzulejosTom Szczerbowski/Getty ImagesJosh Donaldson ya no tendría que lanzarse a las gradas a atrapar un foul si extienden las redes protectoras.
Pero sin importar que lo que MLB decida hacer o no, nunca vamos a vivir en una era en la que las redes se extiendan por todos los jardines y que impidan que los batazos de cuadrangular caigan en los asientos. Así que siempre va a haber un cierto grado de riesgo al asistir a un partido de béisbol. Y eso no va a cambiar jamás.
Pero eso no es todo lo que en este deporte se está trabajando para evitar que se cambie. He aquí una pregunta: Si se pusieran redes alrededor del terreno, ¿significaría eso el final de algunas de las joyas defensivas más grandes en el béisbol -- Anthony RizzoJosh DonaldsonNolan Arenado,Derek Jeter, etc., cayendo en los asientos para convertir batazos de foul en outs? Esperamos que no.
"Yo no quiero zambullirme en una red algún día", dijo riéndose David Wright. "Eso dalo por hecho".
Y más importante aún, ¿implicarían esas redes el ponerle punto final a una larga tradición de jugadores y fanáticos compartiendo momentos imborrables de interacción - caracterizados por fotos autografiadas, pelotas firmadas y fotos con jugadores? De nuevo, esperamos que no.
"Yo sé que muchos fanáticos se molestan mucho cuando lanzas una pelota hacia la persona al lado de ellos y no se la lanzas a ellos, al menos en mi experiencia", dijo Granderson. "Y yo me quedo como que, 'Muchachos, hay 40,000 de ustedes aquí. Y yo solo tengo una pelota. Lo siento por no haberla lanzado hacia ti. Pero esa otra persona también me la pidió'. Y eso es algo que a uno le piden mucho, de un fan a un jugador: '¿Puedo tener... pelotas, bates, guantillas de bateo, sueter, gorra, esto, lo otro y lo otro?' Y así, ya que hay oportunidad, sí digo que sí, lo hago. Así que no hay duda que sería algo decepcionante para muchos, creo, si ponemos más redes".
Pero ¿existe un término medio en esto? ¿Alguna manera de proteger a aquellos que necesitan ser protegidos, pero que la red no sea una especie de pared impenetrable, una que separe a los jugadores de sus clientes por el resto de la vida?
Esa es una pregunta que Rob Manfred y sus secuaces están tratando de responder mientras leen estas líneas. Afortunadamente, ellos parecen comprender plenamente que la seguridad de los fanáticos necesita estar en la parte superior de su lista de prioridades en este momento. Pero, ¿cuál será la solución que funcione para todos? Ufff. Como dijimos antes... es algo complicado.

Wilmer Flores, héroe de culto, solo quiere ser un Met





Adam Rubin | ESPNNewYork.com

FILADELFIA - En las 48 horas antes de la fecha límite de traspasos directos, las aspiraciones de postemporada de los Mets de Nueva York parecían irse por el barranco.
Wilmer Flores estaba llorando en el puesto de campocorto durante un partido el 29 de julio luego de escuchar de parte de fanáticos que estaban monitoreando las redes sociales que él se encaminaba a ser cambiado a los Cerveceros de Milwaukee. Entonces el acuerdo se vino al suelo cuando los doctores de los Mets expresaron preocupaciones por la cadera de Carlos Gómez, lo que dejó al gerente Sandy Alderson poco tiempo para escudriñar el mercado y localizar una ayuda ofensiva que necesitaba desesperadamente para los jardines.
Wilmer Flores
Mike Stobe/Getty ImagesFlores es adorado por los fanáticos por mostrar tan abiertamente su sentimiento de ser un Met.
Un día después, el cerrador Jeurys Familiapermitió un cuadrangular de tres carreras a Justin Upton con dos outs en la novena entrada para completar la recuperación de los Padres de San Diego de un déficit de seis carreras. La decepcionante derrota dejó a los Mets a tres juegos de los punteros Nacionales de Washington en la batalla por la cima de la División Este de la Liga Nacional.
Pero apenas un mes después, Flores, de 24 años, es un héroe de culto. Los fanáticos corean su nombre casi a diario, sea en casa o en la carretera, cuando llega a la caja de bateo, para expresar su gratitud por la forma visible en que demostró que quería seguir siendo un Met.
Y los Sorprendentes neoyosquinos han dado una sorprendente voltereta al asunto. Luego la debacle de Gómez, Alderson consiguió en alquiler al potente bateador cubano Yoenis Céspedes en cambio con los Tigres de Detroit 13 minutos antes de la fecha límite, cediendo en la transacción al valioso lanzador prospecto Michael Fulmer. Los Mets entonces barrieron a los Nacionales ese fin de semana en el Citi Field. Lo que era un deficit de tres partidos al entrar a los juegos de ese fin de semana ahora se ha convertido en una ventaja de 6½ juegos sobre los atribulados Nacionales.
"Si estás diciendo que yo tuve algo que ver con eso, no lo sé. No puedo decir eso", dijo Flores sobre el incidente lleno de lágrimas. "Pero desde ese día, todo ha sido muy divertido. En la carretera y en casa, ha sido algo bien divertido. Pero no puedo decir que ha sido a causa de eso".
Al preguntqarle si estos 30 días han constituido el mes más loco que haya experimentado en el béisbol, Flores dijo, "Bueno, lo que me pasó a mí, creo, es la cosa más loca que jamás haya experimentado. Pero eso está en el pasado. Estamos batallando por un boleto".
Wilmer Flore
David Zalubowski/AP"Lo que me pasó a mí, creo, es la cosa más loca que jamás haya experimentado. Pero eso está en el pasado. Estamos batallando por un boleto", dijo Flores.
Nueva York no siempre ha sido un lugar demasiado agradable para jugar, gracias a los titulares sensacionalistas de los tabloides de prensa, y a, digamos, los fanáticos apasionados. Pero el manager Terry Collins, quien se encuentra en su quinto año al mando, decidió que una de sus misiones sería cambiar la deseabilidad de ser un Met, particularmente en términos de aislar la negatividad del camerino del equipo.
El episodio donde Flores lloró porque pensaba que se iba del equipo ciertamente sugiere que Collins ha logrado convertir a la novena de Queens en un lugar deseable para jugar. Rayos, Flores no fue el único jugador emocional ese día por la posibilidad de irse de los Mets. Zack Wheeler, en rehabilitación de su cirugía Tommy John en el complejo de los Mets en Florida, llamó a Alderson antes de la fecha límite para indicarle de forma apasionada su deseo de quedarse con la organización. Wheeler se habría unido a Flores en Milwaukee de haberse completado el acuerdo por Gómez.
Horas antes de que los Mets consiguieran a Céspedes, Wheeler estaba pautado para ser cambiado a Cincinnati por Jay Bruce. Pero ese acuerdo también se cayó.
"Yo entiendo que es un negocio. Sandy tiene un trabajo que hacer para mejorar este equipo lo más posible", dijo Wheeler. "Pero he estado con esta organización durante algunos de los dolores de crecimiento. Me gusta lo que Sandy ha hecho aquí. Y quiero ser parte de ellos porque vamos a ser buenos este año y el año que viene y por varios años por venir. Definitivamente es un lugar muy divertido para jugar".
"Hemos traído a grandes personalidades al camerino que han mejorado el ambiente", dijo Collins. "Y eso ha ayudado. A los chicos les gusta venir aquí. A los chicos les gusta estar en el estadio. Eso es algo que tienes que tener".
Luego de quedarse a un juego de la Serie Mundial en 2006, los Mets desperdiciaron una ventaja de siete juegos restando 17 partidos en calendario en la temporada siguiente y se perdieron los playoffs. En 2008, los Mets fueron eliminados en el día final de la temporada regular por segundo año consecutivo. Eso llevó a una solemne ceremonia postjuego con la presencia de Tom Seaver yMike Piazza para reconocer el cierre del Shea Stadium. Desde ese entonces, los Mets han sufrido seis temporadas perdedoras consecutivas, igualando a los Astros de Houston por la racha activa más larga en las mayores. Pero todo indica que ambas rachas se quebrarán en esta temporada.
"Uno lo ve en television y se puede ver en los rostros de estos chicos. Ellos nunca creen que van a perder", dijo el capitán David Wright, quien se unió de vuelta a los Mets esta semana luego de una ausencia de cuatro meses al lidiar con un desgarro en la corva y luego sufrir de estenosis espinal.
Los fanáticos de los Mets vitorearon a Wright el lunes en Filadelfia durante su primer partido de Grandes Ligas desde el 14 de abril. El capitán bromeó luego del partido al indicar que se puso bien emocional y que por poco "tuvo un Wilmer Flores."
En ese mismo juego, Flores tuvo una gran actuación al conectar dos jonrones y remolcar cinco carreras al llevar a los Mets a superar un déficit de cinco carreras para vencer a los Filis de Filadelfia 16-7. La una vez moribunda ofensiva se ha recuperado gracias a las adiciones en la fecha límite de Céspedes, Juan Uribe y Kelly Johnson, el ascenso del seleccionado en la primera ronda del sorteo del 2014 Michael Conforto desde el equipo Doble A Binghamton y ahora el regreso de Wright.
Los fanáticos le responden particularmente bien a Flores sin importar la ciudad, más que a cualquier otro miembro de los Mets.
"Es algo realmente divertido", dijo Flores. "Aunque estábamos en Filadelfia, me sentía como si estuviese en Nueva York. Es algo divertido. Realmente aprecio que los fanáticos estén haciendo esto".

Muere fanático al caer desde las gradas en juego Yankees vs. Bravos




 Wallace Matthews
ATLANTA - Un fanático murió después de caer fuera de la cubierta superior de las gradas del Turner Field durante la séptima entrada en el partido entre los Yankees de Nueva York y los Bravos de Atlanta la noche del sábado, según informó la policía.
El teniente Charles Hampton, de la unidad de homicidios del Departamento de Policía de Atlanta, confirmó la muerte horas después de la caída, ocurrida durante la séptima entrada del juego.
Al fanático se le dio tratamiento médico de emergencia y fue llevado a un hospital en una camilla después de caer.
Hampton señaló que el hombre de poco más de 60 años fue declarado muerto en el Hospital Grady Memorial. No se reportó de inmediato su identidad, ya que se tenía que informar antes a sus familiares.
Los Bravos dieron a conocer un comunicado en la que señalan: "Hemos recibido la confirmación de que el fanático involucrado en el accidente en el partido de esta tarde ha fallecido. Los Bravos de Atlanta ofrecen sus más profundas condolencias a la familia."
Según testigos sentados en la sección 401 detrás del plato, el fanático le estaba gritando a Alex Rodríguez, que había sido enviado como bateador emergente por los Yankees, cuando de repente perdió el equilibrio y cayó aproximadamente 50 pies hacia abajo.
Había sangre en la superficie alrededor de los asientos y un grupo de personal médico del estadio trató el hombre durante unos 10 minutos. A medida que los trabajadores médicos trabajaron en un círculo con el hombre, los oficiales de seguridad despejaron la zona.
El juego continuó cuando el personal médico asistían al hombre, en el Turner Field.
Un testigo que pidió no ser identificado, dijo que estaba sentada una fila frente al hombre cuando comenzó a gritarle a Rodríguez.
"De repente, él simplemente voló justo encima de la barandilla, '', dijo." Yo ni siquiera puedo entender en este momento''.
Seguridad del Turner Field despejó el área y se negó a permitir el acceso de los medios de comunicación en el sitio del accidente.
"Enormes condolencias a esa familia", dijo el lanzador Matt Wisler al Atlanta Journal Constitution. "Uno nunca quiere escuchar algo así. Estábamos todos en el dugout prestando más atención a eso que el juego... Es muy triste escuchar eso. Realmente esperamos lo mejor para esa familia. Es triste ver que algo tan trágico suceda en un juego".
Didi Gregorius, que estaba en la segunda base en el momento dijo: "Lo vi caer justo delante de la tribuna de prensa. Entonces golpeó los cables…''.
Gregorius dijo que era difícil concentrarse en el juego después de ver la caída del hombre.
"Yo estaba pensando en eso todo el tiempo'', dijo." Todo lo que puedo decir es que mis condolencias a la familia''.
Hubo un gran contingente de miembros de la familia de los Yankees que se sientan en la sección 202, justo al lado del área en la que el hombre cayó. Un oficial de seguridad estimó que entre 45 y 50 fanáticos estaban sentados en la sección, pero ninguno resultó herido.
La Organización de Grandes Ligas señaló que estuvo en contacto con los Bravos y monitorizaba la situación.
La MLB ha dicho esta temporada que está estudiando el asunto de la seguridad de los aficionados después de que varias personas han resultado lesionadas por batazos de foul y toletes que vuelan hacia la tribuna. Algunos jugadores han solicitado más redes protectoras alrededor del terreno de juego.
Un aficionado murió en el Turner Field el 12 de agosto de 2013 después de una caída de 26 metros (85 pies) desde un pasillo en el cuarto nivel del estadio. Investigadores forenses del Condado Fulton determinaron que la muerte de Ronald Lee Homer Jr., de 30 años, fue un suicidio.

A-Rod no es dominicano según él mimo lo afirma




PARA DOMINGO 30, AGOSTO 2015…
JUAN VENÉ EN LA PELOTA…
Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-
“Un buen diplomático puede hablar durante horas sobre temas muy interesantes sin decir nada”… Joseph McKadew.-
-o-o-o-o-o-
Algunos despistados insisten en que Alex Rodríguez es dominicano. Pero, no solo nació en Manhattan, sino que en su vida no tiene cabida Dominicana. Lo reflejan sus respuestas a preguntas que le hizo ESPN…:
1- ¿Cuál es tu cantante o grupo favorito?
Me gusta Jay-Z, Journey y Kings of Leon.
2- ¿Tu canción favorita?
“Forever Young” (Bob Dylan)
3- ¿Tu película y actor favorito?
Mi película favorita es “Wall Street”, y el actor Michael Douglas. Un talento increíble.
4- ¿Michael Jordan o LeBron?
Jordan
5- ¿Qué talento te gustaría tener?
Mis hijas piensan que soy un cocinero terrible, y se burlan de mí. Me gustaría ser mejor cocinero.
6- ¿Tu superhéroe favorito?
John McClane en las películas Die Hard, él es mi superhéroe, estuvo increíble
7- ¿Eres fan de alguna serie de televisión?
House of Cards. Ya terminé de verla y quiero ver más.
8- ¿La última foto que tomaste con tu teléfono?
Les tomé una foto a mis hijas burlándose de mí, imitando la forma en que corro alrededor del campo como un viejo.
9-Si pudieras volver a cualquier edad, ¿cuál sería y por qué?
Nunca me gusta pensar en volver atrás, yo sólo miro hacia adelante.
10- ¿A qué lugar más deseas viajar, y nunca has estado?
Sedona, Arizona
11-¿Cuál es la cicatriz más extraña que tienes y cómo la conseguiste?
Tengo una gran cicatriz en el muslo por una mordedura de mi perro, un pastor alemán. Su nombre era Ripper (Destripador). Él estaba por meterse en una pelea con otro perro, y traté de separarlos, fue cuando me mordió bastante fuerte.
12- ¿Quién es el mejor jugador de béisbol de todos los tiempos?
De los que he visto, Barry Bonds.
13- ¿Cuál es el momento más inolvidable de tu vida?
Los nacimientos de mis hijas. En lo profesional, cuando salté encima de Mariano Rivera en el montículo, al ganar los Yankees el campeonato en 2009. Eso fue el éxtasis de los éxtasis.
RETAZOS.- Huyó a Ecuador el mejor de los lanzadores zurdos de Cuba, Pedro Durán, quien en la isla pertenecía a los Industriales. Ahora espera por los trámites que le permitan firmar un contrato multimillonario para las Grandes Ligas… ** El mexicano Yovani Gallardo (Rangers), de 29 años, celebraba todavía ayer sábado que el viernes en la noche llegó a cien victorias al vencer a los Blue Jays… ** Ayer fue el aniversario 15 del record empatado por Alex Rodríguez, de cuatro temporadas consecutivas con 40 o más jonrones. La marca la había impuesto Ernie Banks (1967-1970)… ** Pasado mañana martes podrán tener hasta 40 peloteros los rósters de Grandes Ligas. Desde abril hasta mañana el máximo ha sido de 25…
OJO.- En juanvene.com, el archivo de estas columnas y mucho más.
Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.H
@juanvene5
jbeisbol5@aol.com