KINETPRO

KINETPRO
C.C los campitos,nivel 3 local 17, Prados del Este, Caracas KINETPRO GROUP ofrece evaluaciones,tratamientos , asesorias, acondicionamiento fisico y otros sevicios de la mano de un excelente grupo de trabajocon experiencia en èl area. telf : 0412-3985471 Gustavo Hidalgo. Calidad en el servicio

Buscar este blog

jueves, 9 de marzo de 2017

Los 10 mejores segundas bases del beisbol para 2017.







Matt Whitener. Morningbark.com. 20-02-2017. Hay una impresionante cantidad de talento en la segunda base del beisbol actual. Tanto en la Liga Nacional como en la Americana, hubo un finalista al premio del jugador más valioso quien juega la posición, y el ganador de los honores del jugador más valioso de la Serie Mundial también juega la posición. De la misma forma, los campeones de bateo de ambas ligas la temporada pasada juegan al campo en segunda base, así como también uno de los que quedó en segundo lugar. No hace falta decir, que es un lugar difícil para destacar, para ser mencionado entre la élite de talentos del juego. La colección de destrezas que se debe poseer para estar en la élite es exigente. No basta con tener poder al bate si se olvida el guante en casa. Ni batear los imparables sin correr bien las bases. No, hay que tener un rango completo de destrezas para destacar en la intermedia en el beisbol actual. ¿Quiénes son lo mejor de lo mejor en segunda base al empezar 2017? ¿Y cuales razones son esgrimidas para colocar a uno por delante del otro? Aquí está una mirada a la élite de los segundas base del beisbol actual y donde se ubican entre sus colegas. 10. Ben Zobrist, Cachorros de Chicago. Los Cachorros vieron los frutos del dinero invertido en la adquisición del veterano Zobrist el año pasado. Se convirtió en abridor del juego de estrellas por primera vez en su carrera, mientras agenciaba sus números más altos en cinco años en jonrones y OPS (porcentaje de embasado más slugging). Su valor como pieza versátil de la alineación también hizo efecto en la postemporada, cuando se mudó al jardín izquierdo para permitir que Javier Baez estuviese en la alineación con más frecuencia. El movimiento no lo alejó de seguir mostrando continuidad en la intensidad de su juego, al batear para .357 en ruta a ganar los honores del premio al jugador más valioso de la Serie Mundial 2016. 9. Jason Kipnis, Indios de Cleveland Un motor subestimado que dirige el ataque de Cleveland, Kipnis continuó haciendo impacto hace un año. Alcanzó un tope vitalicio de 68 extrabases, mientras lograba dobles dígitos en bases robadas por quinto año seguido. Agréguese un OPS sobre .800, promedio de bateo de .290 con cuatro jonrones y el segundo menor número de errores entre los segundas bases de la Liga Americana, y es seguro decir que Kipnis está llegando a 2017 tras los pasos de su mejor año hasta la fecha. 8. Dustin Pedroia, Medias Rojas de Boston Es más que impresionante ver a Pedroia ser el conejito Energizer de los segundas base en el juego de hoy. Año tras año, se mantiene alcanzando números como un pilar en Fenway Park y dejando huella a lo largo del juego. El año pasado, alcanzó los 200 imparables por primera vez desde 2008, cuando ganó el premio de jugador más valioso de la Liga Americana. También anotó más de 100 carreras, conectó 36 dobles, empujó su mayor cantidad de carreras desde 2013 y agenció su OPS más alto desde 2011. Agréguese que una vez más lideró a los camareros de la Liga Americana en WAR defensivo a los 32 años de edad, y eso afirma el hecho de que Pedroia sigue siendo uno de los infielders centrales más analíticos del beisbol. 7. Jonathan Villar, Cerveceros de Milwaukee Villar consiguió su primera oportunidad en un papel regular en su primer año en Milwaukee, y la aprovechó al máximo. Fue un terror en las bases, estafando 62 bases y logrando un porcentaje de embasado de .369, topes entre los campocortos de la Liga Nacional la temporada pasada, el lugar donde jugó buena parte del año. Además, mostró poder adicional, al batear 19 jonrones y alcanzar un OPS de .826. Eso, combinado con su total de bases robadas, lo llevó a liderar la Liga Nacional en relación poder-velocidad, un indicador de que tan diversamente peligroso se hizo. Este año, tendrá una nueva tarea, al tener que desplazarse para que el novato Orlando Arcia pueda unirse al infield. 6. D.J. LeMahieu, Rockies de Colorado Ya con un guante de oro y una presencia en el juego de estrellas en su haber, LeMaheiu actuó en gran forma en su sexta temporada en las mayores, como nunca antes. El año pasado ganó el campeonato de bateo de la Liga Nacional por el margen más estrecho (.3478 ante el .3465 de Daniel Murphy). También lideró la Liga Nacional en sencillos, y terminó entre los 10 mejores en OPS (.911), triples (8), y total de veces embasado (251). Agréguese el hecho de que terminó entre los mejores 10 del WAR ofensivo y defensivo (4.9 y 2.2 respectivamente), y eso muestra a uno de los talentos del juego con más mejoras contínuas. 5. Ian Kinsler, Tigres de Detroit. Hay poco o nada que Ian Kinsler no pueda hacer en el diamante. ¿Una amenaza en las bases? Kinsler tuvo una línea de .288/.348/.484, que le generó un tope personal de .831 de OPS en seis años. ¿Le gusta el poder? Conectó 28 jonrones y 61 extrabases. ¿Poducción total? ¿Velocidad? Terminó cuarto en la Liga Americana con 117 carreras anotadas y robó 14 bases. ¿Defensa? Kinsler terminó un punto porcentual detrás de Pedroia en WAR defensivo y tuvo más de 400 asistencias. 4. Brian Dozier, Mellizos de Minnesota , Dozier debe haber estado muy, muy ofendido por no ser escogido para el juego de estrella, debido a que después del receso del clásico de mediados de verano, Dozier despachó 28 jonrones, incluyendo 13 nada más en agosto. Pasó a Alfonso Soriano para convertirse en el primer segunda base de la Liga Americana que batea 40 jonrones y se quedó a dos de la marca para una temporada en esa posición que mantienen Roger Hornsby y Davey Johnson. Además se robó 18 bases y empujó 99 carreras. Si hubiese existido un campeón por el valor de WAR (en el cual Dozier tuvo una figura de 6.5, octavo en la Liga Americana), ese fue Dozier, sin sus contribuciones, los Mellizos habrían terminado últimos en carreras anotadas en la Liga Americana por más de 30 carreras. 3. Daniel Murphy, Nacionales Washington Despues que los Nats no pudieron firmar a Zobrist ni realizar un cambio para traer a Brandon Phillips el año pasado, fijaron su atención en la estrella de la postemporada de 2015 como su tercera opción. La fortuna los iluminó, cuando al final de la temporada, Murphy terminó segundo en el premio del jugador más valioso de la Liga Nacional. Su tremenda demostración en el plato en 2016 incluyó terminar segundo en promedio de bateo en la Liga Nacional con .347, los cual incluyó tres meses de números mejores que .370 (incluyendo un .416 en mayo). Agréguense sus mejores marcas en grandes ligas en dobles (47) y OPS (.985), y Murphy superó al jugador más valioso de la Liga Nacional de 2015, Bryce Harper, como la fuerza directriz de los eventuales campeones del este de la Liga Nacional. 2. Robinson Canó, Marineros de Seattle Con las molestia de la muñeca de 2015 bien detrás de él, Canó volvió a ser el año pasado, el bateador quien había sido la fuerza dominante en esa posición buena parte de la década pasada. Canó despachó un tope personal de 39 jonrones y logró otro tope vitalicio en carreras anotadas con 107. En el trayecto impulsó la rayita número mil de su carrera y se metió entre los primeros 10 segundas bases de todos los tiempos con más dobles vitalicios. 1. Jose Altuve, Astros de Houston No hay necesidad de debatir acerca de quien es el mejor segunda base del juego; es tiempo de apreciar que tan grande es el impacto que Altuve es capaz de hacer. Ganó su segundo título de bateo de la Liga Americana en tres años la temporada pasada, mientras lideró la liga en imparables por tercer año seguido. En el trayecto conectó 40 dobles por tercer año seguido y robó 30 bases por quinto año seguido. Hasta agregó un legítimo toque de poder en 2016, al descargar 24 jonrones, lo cual le ayudó a mejorar su antiguo tope de 66 carreras empujadas por 30 remolques. Altuve es uno de los principales peloteros de impacto del juego, y solo tiene 26 años de edad, apenas está comenzando. Se quedaron fuera por un poquito: Logan Forsythe, Neil Walker, Brandon Phillips Prevenido a la élite: Rougned Odor, Rangers de Texas. Este feroz pelotero de 23 años quizás tuvo sus titulares más grandes del año por el puñetazo que le dio en la mandíbula a José Bautista, lo cual lo lanzó al superestrellato de los mensajes y las fotos en las redes sociales, pero el juego de Odor también fue contundente. En su tercera temporada, despachó 33 jonrones, tercero entre los segundas basesde la Liga Americana. Además, empujó 88 carreras, anotó 89 y tuvo un porcentaje de slugging de .502. Fuera del bateo, probó ser un defensor muy capaz, al liderar a los segundas base la Liga Americana en factor de alcance al campo y dobleplays realizados, aunque su alto total de 22 errores, opaca algo esos resultados. Matt Whitener es un escritor del area de San Luis, animador de radio y entusiasta de la curva de gran radio. Ha cubierto Major League Baseball desde 2010, y también hace trabajos para WWE, NBA y otras eventualidades. Traducción: Alfonso L. Tusa C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario querido fanatico :