KINETPRO

KINETPRO
C.C los campitos,nivel 3 local 17, Prados del Este, Caracas KINETPRO GROUP ofrece evaluaciones,tratamientos , asesorias, acondicionamiento fisico y otros sevicios de la mano de un excelente grupo de trabajocon experiencia en èl area. telf : 0412-3985471 Gustavo Hidalgo. Calidad en el servicio

Buscar este blog

miércoles, 21 de octubre de 2015

Algo nuevo para Mets, pero viejo para Cubs



 Enrique Rojas
CHICAGO -- Los Mets de Nueva York se pusieron arriba 3-0 en una serie de postemporada por primera vez en su historia, mientras que los Cachorros de Chicago agregaron otro capítulo a su historia de calamidades otoñales.
El derecho Jacob deGrom siguió apilando victorias de postemporada en la ruta, Daniel Murphycuadangulares y Jeurys Familia salvamentos, pero fueron pobres ejecuciones de los Cachorros que facilitaron el triunfo a los Mets 5-2, el martes, en el tercer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en el centenario Wrigley Field de Chicago.
Nueva York, que nunca había ganado los primeros tres juegos de una serie al mejor de siete, necesita un triunfo para avanzar a la Serie Mundial por primera vez desde del 2000. Los Cachorros, conocidos nacionalmente como "los adorados perdedores" por su rico historial de dolorosos reveses, ahora intentará emular a los Medias Rojas de Boston de la Serie de Campeonato de la Liga Americana del 2004, el único que logró reponerse de un 0-3 en más de 100 años de postemporada.
Esta vez no hubo una interferencia de Steve Bartman en las gradas, como en el 2003, o una cabra enojada por no entrar al parque como en 1945. De hecho, para el anotador oficial apenas se cometió un error y no decidió el encuentro.
Pero en realidad más allá de la pifia del torpedero puertorriqueño Javier Báez en el batazo del primer bateador del primer partido de la final del viejo circuito en 12 años en este lugar, Curtis Granderson, fueron otros parpadeos que hundieron a Chicago a un profundo abismo del que apenas uno ha podido escapar anteriormente.
El receptor venezolano Miguel Montero no pudo detener un tercer strike desviado a Michael Conforto, lo que permitió anotar al cubano Yoenis Céspedes con la carrera de la diferencia en la sexta entrada para romper el corazón a la mayoría de los 42,231 que presenciaron el encuentro.
El jardinero izquierdo Kyle Schwarber no manejó adecuadamente un batazo de David Wrightabriendo el séptimo y el inicialista Anthony Rizzo lanzó tarde al plato en un rodado de Lucas Dudaen una séptima entrada de dos vueltas, típica de los grandes colapsos de postemporada de los Cachorros, una franquicia que no ha conquistado un campeonato desde 1908 y no llega a Serie Mundial desde hace siete décadas.
"Cada pequeña jugada en la postemporada significa mucho. Les digo que mis muchachos están jugando duro, corriendo las bases. Esa fue una gran jugada de David [Wright] en el batazo a Schwarber. Esas son cosas que tienes que hacer para tomar ventaja de cualquier pequeña oportunidad para anotar carreras", dijo Terry Collins, el capataz de los metropolitanos.
"Me preparé para un pitcheo enterrado, porque habían ocurrido otros anteriormente. Me dije a mi mismo que debía estar listo para arrancar si la bola pasaba al catcher", dijo Céspedes, quien tuvo su mejor juego de la serie, bateando de 5-3 con un robo clave en el sexto, anotada e impulsada.
"Desafortunadamente no pude bloquear ese pitcheo, los previos los bloqueé todos. Es doloroso, traté de bloquearlo. Es parte del juego, obviamente muy doloroso", dijo Montero.
"Es algo difícil, pero es parte del juego y no debería dejar que te afecte. Los errores son los que están jugando y podría volver a pasar, podría no pasar. Hay que levantar la cabeza y seguir adelante", agregó Montero.
"Miguel podía bloquear esa bola y él estaba incómodo consigo mismo. No era una jugada fácil, pero era una jugada que un catcher debe hacer y él lo sabe", dijo Joe Maddon, el manager de los Cachorros, que han tenido serios inconvenientes para batear el difícil pitcheo de Nueva York.
Con las siete entradas de dos carreras y siete ponches de deGrom (1-0, 3-0 en postemporada) el staff de lanzadores de los Mets tiene efectividad de 1.67 con 29 ponches en 27 entradas en la serie. Familia ha salvado los tres partidos de la Serie de Campeonato y tiene cinco en los playoffs, una marca para los Mets. Chicago batea .158 con cinco carreras y seis extrabases 95 turnos al bate.
"Ellos han lanzado bien, no hay otra forma describirlo. Han lanzado muy bien. Han tenido comando de sus pitcheos secundarios, realmente un extraordinario comando de los pitcheos secundarios", dijo Maddon.
Y mientras los pitchers de los Mets lanzan todo bien, los de Chicago no han podido encontrar la fórmula para detener a Murphy, quien ha bateado un jonrón en cada juego-- cuatro juegos al hilo, incluyendo el último de las Series Divisionales, y seis jonrones en total en playoffs--, quien batea .417. El martes tampoco pudieron con "El Capitán" Wright, quien bateó de 4-3, con un doble y dos anotadas.
"No me gustan las reuniones. No creo en eso. Mis jugadores saben lo que tienen que hacer", dijo Maddon. "Hay que venir preparado. Necesitamos ganar cuatro partidos seguidos, pero primero debemos ganar el de mañana", agregó.
DENTRO DE LA SERIE
Próximos pitchers: Para el juego #4, el miércoles a las 8:07 pm ET, el zurdo Steven Matz (4-0, 2.27 en la serie regular, 0-1, 5.40 en los playoffs) abrirá por los Mets y el derecho Jason Hammel(10-7, 3.74 y 0-0, 6.00) por los Cachorros.
En su año de debut en Grandes Ligas, Matz se convirtió en el primer lanzador de los Mets que permite dos o menos carreras en sus primeras cinco aperturas. Hammel tuvo 7-3, 3.04, en 19 salidas de noche.
Experiencia nueva en Wrigley: El Wrigley Field de Chicago no había tenido un partido oficial tan tarde en el año (20 de octubre) anteriormente. Lo más tarde que se había jugado aquí fue el 15 de octubre del 2003, en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Marlins de Miami.
Reglas especiales del estadio: En la sexta entrada de los Mets, una regla de terreno del Wrigley Field le quitó una carrera al visitante. Con Conforto corriendo en primera y dos outs, el venezolano Wilmer Flores bateó una línea al jardín derecho que el cubano Jorge Soler no pudo atrapar, internándose hasta la pared.
Conforto anotó con facilidad y Flores llegó a la tercera base. Pero los árbitros regresaron a Conforto a la tercera base y a Flores a segunda debido a que la bola se escondió debajo de la hiedra que cubre las verjas en el parque de Chicago.
De acuerdo a las reglas especiales de terreno del Wrigley Field: Si una bola es bateada a la hiedra de los jardines, tocarán dos bases al bateador. La regla no lo aclara, pero no importará la posición del corredor anterior al bateador cuando la bola se esconda.
Viven y mueren con el jonrón: Los Cachorros batearon dos cuadrangulares solitarios el martes y ahora han producido el 72.4% de sus carreras de postemporadas con el batazo largo (21 de 29). Los 15 jonrones de esta postemporada representan la segunda mayor cifra de la historia para la franquicia, solamente detrás de los 17 que batearon en el 2003.
Kyle Schwarber bateó su quinto jonrón de la postemporada para imponer un récord para la franquicia de Chicago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario querido fanatico :