KINETPRO

KINETPRO
C.C los campitos,nivel 3 local 17, Prados del Este, Caracas KINETPRO GROUP ofrece evaluaciones,tratamientos , asesorias, acondicionamiento fisico y otros sevicios de la mano de un excelente grupo de trabajocon experiencia en èl area. telf : 0412-3985471 Gustavo Hidalgo. Calidad en el servicio

Buscar este blog

jueves, 13 de agosto de 2015

¿Deben preocuparse los Yankees por los Azulejos?





Marly Rivera

Los Yankees de Nueva York han visto desaparecer sistemáticamente lo que en un momento fue una ventaja de siete juegos al tope del Este de la Liga Americana tras una espléndida racha de ocho victorias consecutivas de los Azulejos de Toronto, la que incluyó una barrida en tres partidos en el Bronx el pasado fin de semana.
Los reforzados Azulejos, en particular con el impacto inmediato del bate de Troy Tulowitzki para acompañar a los ya espléndidos toleteros Josh DonaldsonJosé Bautista y Edwin Encarnación, además del brazo del David Price, se han convertido en aguafiestas en una división que hace dos semanas practicamente todos los expertos en el béisbol se la habían entregado a los Bombarderos del Bronx.
Los Yankees habían anotado 90 carreras en 10 partidos, haciéndose en un momento del mejor récord desde el receso del Juego de Estrellas, donde además contaban con el mejor promedio global de bateo en Grandes Ligas con .290.
No obstante, 11 victorias en 12 partidos han permitido que los Azulejos acorten un déficit de ocho juegos en el Este de la Americana a sólo uno y medio. Los Azulejos son el único rival divisional contra quienes los Yankees no cuentan con un récord ganador esta temporada, habiendo ganado sólo dos de sus nueve enfrentamientos.
Y fue así como la narrativa cambió en dos semanas.
La potente ofensiva de los Azulejos lidera a los 30 equipos de Grandes Ligas en porcentaje de slugging con .445 y total de carreras anotadas con 597, para un impresionante promedio de carreras por partido de 5.28. Además, sus 153 cuadrangulares son superados sólo por los Astros de Houston (156).
Su diferencial de carreras es además un descomunal 129, más del doble del obtenido por los Yankees (61), y 51 más que el segundo mejor en la Liga Americana, Houston con 78.
Entonces, ¿por qué los Yankees afirman no estar preocupados, aunque deberían estarlo?
Lo primero es que el equipo neoyorquino confía en que su ofensiva volverá a ser una de las más potentes en Grandes Ligas, y no la que anotó sólo cuatro carreras en los últimos cinco partidos.
Los bates de los Bombarderos se desaparecieron durante una importante serie que colocó frente a frente a los dos equipos más anotadores en la gran carpa. En comparación con las 10 carreras anotadas por los Azulejos en tres partidos, los Yankees anotaron sólo una y tuvieron una racha de 26 entradas en cero, una de las peores en la historia de la franquicia.
Pero así mismo sucedió a finales de mayo, cuando los Yankees perdieron 10 de 11 juegos por primera vez desde 1995. Esos Yankees registraron 10 errores y 10 derrotas en 11 partidos, con un promedio de apenas 3.1 carreras por partido, y sus abridores registraron una abultada efectividad de 6.42.
En aquel entonces, fueron muchos los que sepultaron a los Yankees, quienes respondieron a las críticas con un récord de 32 ganados y 19 perdidos en junio y julio para colocarse al tope divisional.
"La forma en que explicas lo que ha sucedido es que todo es parte del béisbol", dijo el dirigente Joe Girardi sobre la montaña rusa que se ha vivido esta temporada. "El béisbol es probablemente tan impredecible como cualquier deporte profesional, sólo porque, en cierto sentido, realmente dependes de un hombre, del lanzador abridor ese día".
Los abridores de ambos, Yankees y Azulejos, han quedado a deber en múltiples ocasiones a través de la temporada. Con Toronto reforzándose con el estelar zurdo Price, la respuesta de los Yankees fue promover a su máximo prospecto, el juvenil lanzador de 21 años, Luis Severino, quien tendrá una verdadera prueba de fuego en el Rogers Centre el próximo fin de semana.
Severino abrirá la serie en Cleveland en lo que será su segunda apertura en las Grandes Ligas después de haber permitido dos hits y una sola carrera limpia en cinco entradas contra Boston el miércoles.
Y esa es la otra buena noticia para los Yankees, el hecho que disputarán una serie de tres partidos en Cleveland antes de medirse de nuevo a los Jays el fin de semana (y no tendrán que enfrentar al Cy Young 2014 Corey Kluber). Nueva York ha ganado 14 de los últimos 20 encuentros entre ambas novenas desde el inicio de la temporada 2012, además de tener una marca de 38-18 contra Cleveland desde 2007.
Otro detalle que favorece a los Yankees es su récord en partidos decididos por una carrera, donde cuentan con una marca de 17-16, además teniendo uno de los mejores cuerpos de relevistas en Grandes Ligas. En comparación, los Azulejos tienen una pésima marca de 12 ganados y 23 perdidos, pero todo ello antes de reforzarse en el bullpen.
Los Yankees hilvanaron una racha de nueve series ganadas de forma consecutiva antes de ser barridos por Toronto, pero la clave sin duda será cómo ambos equipos se mantienen saludables de cara a la recta final.
A principios de junio del año pasado, los Azulejos comenzaron a soñar con béisbol en octubre cuando el equipo contaba con una marca de 14 juegos por encima de .500 y una ventaja de seis juegos en la cima del Este de la Americana, pero terminaron como ha sucedido cada año desde que ganaron campeonatos consecutivos en 1992 y 1993, fuera de los playoffs.
Los Azulejos no han logrado clasificar a la postemporada en más de dos décadas, la sequía más larga entre los 30 equipos de Grandes Ligas.
"Lo único que importa es la ejecución", nos dijo Bautista tras terminar perdiéndose su octava postemporada consecutiva con los Azulejos el año pasado.
Y utilizando las acertadas palabras de Bautista, llegó el tiempo de dejar atrás los elogios sobre el gran talento con el que cuenta Toronto, y lo único relevante será el desempeño del equipo. Y los Yankees no se quedarán recostados esperando que les pasen por encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario querido fanatico :