Buscar este blog

Cargando...

viernes, 10 de agosto de 2012

Larkin ¡Sí!, Concepción ¿No?.....


Por Jesús Alberto Rubio.
Con gusto, directo al grano, para dar atención especial al colega venezolano Luis Eloy Ramírez Cabrera:
Antes de entrar en materia, nos dice:
Felicitaciones Jesús Alberto; llegaste a la cifra de 60 home runs como el Bambino, y deseo que superes ampliamente los 73 de Bonds pero sin esteroides, solo con tus tres pilares: ¡Tú Familia, Tus Amigos y Tú Trabajo siempre de excelencia!
Tks!
Además de mis felicitaciones, te escribo por dos motivos:
1ro- Te envíe un trabajo para que me hicieses el favor de mandárselo a Antonio Elizarrarás a propósito de sus generosos conceptos hacia mi bien recibido aporte sobre la Tommy John y los 100 pitcheos.
2do- Hice un pequeño trabajito de investigación a propósito de la exaltación de Barry Larkin al Salón de la Fama, y me encontré con números que sorpresivamente colocan a David Concepción -el mejor campocorto de su tiempo- muy cerca de Larkin y a la defensa incluso lo supera.
Es mi aporte para tus lectores, y nadie mas que tú sabes que mi objetividad está por sobre mi nacionalidad (recuerda que considero y siempre consideraré que mi paisano Félix Hernández no merecía el Cy Young).
En fin, espero te guste ya que también menciono a tres latinos con los cuales se ha cometido una gran injusticia al no hacerlos parte de Cooperstown, me refiero a Orestes Miñoso, Tony Oliva y Luis Tiant.


Larkin ¡Sí! , Concepción ¿No?.....
Este año Barry Larkin fue exaltado al templo de los Inmortales. La elección agradó mucho en el mundo del beisbol -y nos incluimos- ya que se trata de un pelotero de números en el terreno y sin mancha en su vida pública, la cual mantuvo en reserva y lejos de los acostumbrados escándalos de los big leaguers actuales.
Sin embargo la entrada por la puerta grande de Larkin da pie a la interrogante: ¿por qué David Concepción nunca fue electo?

Lejos de caer en una tonta subjetividad nacionalista, analizaremos las estadísticas de ambos jugadores.
Sin duda, en líneas generales durante temporadas regulares, Barry fue ofensivamente superior a Concepción pero sorpresivamente jugando la misma cantidad de años (19) sólo remolcó diez carreras más y le superó en 14 imparables de por vida.
Más notable aún es el desarrollo de las carreras de ambos después de sus tres primeras campañas. Esto lo mencionamos ya que desde el año de su debut en 1970 hasta la temporada de 1972, Concepción fue un bateador mediocre en el que sólo confiaban el manager Sparky Anderson y el coach de bateo Ted Kluszewski.

En ese primer trienio Concepción dejó un pobre promedio de 221, con 215 hits, 68 remolques y apenas 4 jonrones mientras Larkin de 1986 a 1988, superaba ampliamente los números del Rey David bateando 274 de average, con 326 hits, 118 impulsadas y 27 vuelacercas.
Luego de esos primeros tres años David se transformó y elevó su promedio en 50 puntos (.271) durante los próximos 16 años, mientras Barry lo llevó a .296, es decir ascendió 21 puntos.
Más notable aún es que Concepción en ese lapso de 16 temporadas remolcó 882 carreras por 842 de Larkin y conectó 2.111 hits por 2.014 de Barry.
Considerado un bateador de esos a los que no se les encogen los brazos ni sudan frio - Bonds o Alex Rodríguez- a la hora de un turno importante, Concepción recibió hasta 93 boletos intencionales a lo largo de su carrera por 66 de Larkin.

De hecho en 1982, cuando los All-Star se jugaban para ganar, David dio el jonrón para que la Nacional derrotara a la Americana.
Igual sucede en la post temporada donde a pesar de Larkin batear para .338, no fue hombre del "clutch" pues nunca impulsó más de una carrera por serie y no conectó jonrones.
Concepción un elegido para estos momentos ya que por el contrario remolcó 13 carreras (3 series con tres o más empujadas), y su promedio de .297 no muestra que bateo sobre .300 en cinco series e incluso supero los .400 en dos.
En sus pergaminos ofensivos está la de liderar la Nacional en Carreras Impulsadas Ganadoras en 1981 con 14.

Aunque Barry supera nueve Bates de Plata por dos de Concepción, solo en una oportunidad llegó a las 80 impulsadas mientras David lo consiguió en dos ocasiones, algo sorprendente ya que su puesto en el line-up era normalmente el 7mo u 8vo en un equipo plagado de estrellas -Rose, Morgan, Bench, Tany Pérez, Griffey Sr., Foster etc.- mientras Larkin era un tercer bate la mayoría de las veces en el orden Al Bat.
En la defensa Concepción fue sencillamente superior: Larkin ganó tres Guantes de oro por 5 de Concepción, y aunque Barry tiene mejor porcentaje de fildeo de por vida .975 por .971, se explica porque jugó menos partidos: tuvo menor alcance y como resultado menos participación en jugadas al campo.
El "Rey David" lo supera como campocorto de por vida en: Juegos Jugados, en innings en la posición, Factor de Rango como Short Stop, Factor de Rango x 9 innings, Outs como campocorto, en Asistencias como Como short stop y en asistencias totales (otras posiciones), en Zona Total de Carreras, Chances defensivos y Doble plays.
Muchos aficionados víctimas del fanatismo aducen que la NO exaltación de David es por ser latino, lo que es falso pues Orlando Cepeda ingresó con todo y sus problemas de drogas.


Tampoco por su color de piel pues un extraordinario jugador blanco, Ron Santo, fue víctima muchos años de la misma injusticia que vive Concepción, mientras jugadores de piel negra, de dudosos méritos como André Dawson y de problemas con las leyes como Ferguson Jenkins si fueron exaltados.
Quizá Larkin navegó con su discutible M.V.P ('95), y su 30-30 (´96) pero los números de ambos están allí. Sólo queda esperar y desearle suerte al "Rey David" como también a Miñoso, Tiant y Oliva para que cuando sean elegidos a Cooperstown- lugar al que pertenecen-, por el Comité de Veteranos, no sea un familiar o una viuda la que vaya a recibir la placa como ocurrió con Santo.
Efemérides de Alfonso Araujo:
http://www.facebook.com/jesusalberto.rubiosalazar#!/pages/BEISBOL-E-HISTORIA/244380305594711
Buscar:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario querido fanatico :